Diego Trip – Al Espacio

Diego Zelada tiene 22 años y dos discos bajo el brazo firmados como Diego Trip. Su trasunto musical luego de otros actos y colaboraciones realizadas desde el 2015. Año en el que empezó su recorrido artístico con una banda de rock and roll llamada Trip. Posteriormente, prefirió manejarse en un formato solista bajo el nombre de Lynn Trip y también fue parte del colectivo 420musicrew. Todos estos datos revelan una personalidad hiperactiva y enérgica. Impresión que plasma desde su primer disco titulado Bajo la ciudad. Un primer trabajo que lo lleva del dreampop al r&b todavía gobernado por un espíritu indierock.

Bajo la ciudad es un disco debut de cinco canciones que llamó la atención de algunos medios por esa confesada búsqueda y también porque, a pesar de la timidez del sonido, es reconocible esa capacidad camaleónica para crear hits por donde vaya. En Al Espacio, esa actitud no se ha agotado. Pero hay una diferencia que me gusta. De los temas de Bajo la ciudad se desprende una sensación de inseguridad generacional, en Al Espacio hay una declarada convicción sobre sus decisiones y si lo extendemos al ámbito profesional, este disco es un ejemplo por su solidez y factura. Todo generado desde la comodidad de su habitación y de su pasión por la marihuana sin discurso panfletario.

Son 13 canciones las que forman parte de un disco que asciende a momentos inolvidables. Como esos coros que otorgan el toque sideral en Galaxia sin perder la estética del sonido bedroompop. La atmósfera seductora y cómplice de Locos de noche. La vorágine con la que cierra Adiós y ese grato paseo del soul al hip hop. La honestidad de Estelar (Mi adicción), donde nos comparte su incapacidad para controlar aquello que moviliza su pasión hasta dejarlo casi enajenado, con el sonido melancólico del saxo como acompañante comprensivo de esa soledad.

O la confrontación serena en Mama. La brillante Por mis pupilas. La estimulante Vieja Luna, que no solamente posee uno de esos extravíos guitarreros que emocionan y aparecen muy bien dosificados en otros momentos del disco, sino que también confirma sus posibilidades rítmicas vocales, talento que ya mostraba en Al Espacio. De 420 ya hemos dicho por aquí que es una joya. Sigue siendo protagonista.

Puedes escuchar el disco completo de Diego Trip desde su cuenta de Spotify.

Comentarios